Pumper Nic fue una cadena argentina de restaurantes de comida rápida, muy popular durante la década de 1980 y principios de la década de 1990 en ese país, y que existió desde 1975 hasta 1999. Su nombre está inspirado en un tipo de pan originario de Alemania, el pumpernickel. Sus menús más conocidos eran el sándwich Mobur y las papas fritas Freny’s, y su eslogan era La nueva forma de comer. Asimismo, tenía como mascota a un hipopótamo verde llamado Nic.

Un menú clásico de Pumper Nic, con el sandwich Mobur y las papas fritas Freny’s.

Alfredo Lowenstein creó Pumper Nic en 1974 a través de la empresa Facilvén, con la que pudo desarrollar sus negocios en Argentina, mientras que su hermano Ernesto ejercía como empresario ganadero y contaba con el apoyo de empresas distribuidoras como Paty. A partir de 1975 comenzó a expandirse como franquicia, convirtiéndose en la primera cadena argentina de comida rápida.

En sus primeros años el logotipo de la marca era muy similar al clásico de Burger King.

Al mismo tiempo, la llegada a Argentina de las grandes cadenas multinacionales como McDonald’s (1986) y Burger King (1989) complicó la situación de Pumper Nic en los mercados de consumo. Una demanda de Burger King obligó a Pumper Nic a eliminar su clásico logotipo y a acortar su nombre comercial a Pumper, dado que ambos eran un plagio de ésta. Lowenstein entregó la empresa a sus hijos Diego y Paula en 1990, quienes debieron hacerse cargo de un negocio en caída libre: la cantidad de sucursales descendió de 56 en 1993 a 35 en 1995, y el sistema de franquicias colapsó en su totalidad en 1996.

Las facilidades de un mundo todavía escasamente interconectado le permitieron a Pumper Nic crecer de manera muy rápida como una franquicia con presencia nacional. Llegó a tener más de 70 locales, y a facturar 60 millones de dólares. Sin embargo, su crecimiento fue demasiado rápido y la empresa central no mantuvo un control sobre los franquiciados, que empezó a mostrar diferencias en la calidad de sus productos entre locales de la misma marca.

Los logos de Pumper Nic y de Burger King; la cadena multinacional le ganó un juicio a la argentina.

Diego Lowenstein optó por vender la cadena de restaurantes para asociarse con Wendy’s, que desembarcó en Argentina ese mismo año. Los nuevos propietarios, los empresarios inmobiliarios Goldstein y Rosenbaum, no supieron relanzar el negocio. Al no poder competir con las multinacionales, Pumper Nic cerró en 1999 tras declararse en bancarrota.

La ficción Graduados haya recuperado en 2012, la marca Pumper Nic fue precisamente la comprobación de que se trató de una marca muy elegida por adolescentes y jóvenes, sobre todo en la década del 80. En aquella recreación hecha por la productora Underground respetó con mucha fidelidad lo que era la franquicia.

OTRA VEZ LA GLOBALIZACIÓN??? Y LOS GOBIERNOS QUE PERMITIERON QUE VINIERAN DESDE AFUERA MULTINACIONALES A DESTRUIR PATRIMONIO ARGENTINO… QUE GRADO DE RESPONSABILIDAD TIENEN ???
YO DIRIA QUE MUCHO…

NI POR UN INSTANTE ESTO PASARÍA AL REVES …

ASI SE DESTRUYEN LAS ECONOMÍAS SUDAMERICANAS EN POS DEL BENEFICIO DE GRANDES MULTINACIONALES Y CON LAS TRANSNACIONALES EN NUESTROS DIAS …
QUIZAS ALGUN DIA SE APRENDA… O QUIZAS YA NO HAYA TIEMPO….
Marondin.