Corea del Norte / Corea del Sur.

Kim Jong-un envía una notificación formal a Corea del Sur disculpándose por el fusilamiento de un funcionario surcoreano en la frontera marítima entre las dos Coreas.
El líder norcoreano ha lamentado el «amargo suceso» y «decepcionar» a Moon Jae-in, según ha informado Seúl.
Conforme Seúl, el «traumático incidente» ocurrió el martes cuando un funcionario del Ministerio de Pesca entró en aguas norcoreanas flotando a la deriva.


Sin prestarle socorro, las autoridades le interrogaron durante 6 horas, para después ejecutarle y quemar su cadáver.

No obstante, Pyongyang asegura que abatieron al funcionario porque su testimonio no fue creíble y no se detuvo ante los disparos de advertencia realizados por las autoridades fronterizas cuando intentaba huir.

Corea del Norte también ha intentado aclarar que prendieron fuego al «material flotante» al que se sujetaba el funcionario como parte del protocolo para evitar la propagación del coronavirus en el país.

Kim Jong-un ha reconocido que el incidente «no debería haber sucedido» porque podría poner en peligro «la confianza y el respeto» entre ambos países. Los militares norcoreanos establecerán un protocolo para evitar «errores menores que produzcan grandes malentendidos».

Publicidad

Fuente: Kirill Prokhorichev y Khalida Zaki.