Hipotesis y teorías sobre el ataque a las Torres Gemelas

Científicos por la Verdad sobre el 11 de septiembre» (Scholars for 9/11 Truth) ponen en duda la versión oficial sobre los atentados del 11S 

19 años han pasado del atentado World Trade Center  y sobrevuela siempre en los ciudadanos ese miedo de un nuevo 11 de septiembre como el del 2001, el que fuera el mas mortífero cometido en territorio de Estados Unidos.

Con casi tres mil personas desaparecidas

El 11 de Septiembre

La historia oficial :

En la mañana del 11 de septiembre de 2001 cuatro aviones fueron secuestrados por 19 hombres afiliados a la organización terrorista Al Qaeda, divididos en cuatro grupos, cada uno con un piloto entrenado.

Para cometer los atentados, los terroristas seleccionaron los aviones y los momentos precisos. Escogieron un día de menor tráfico aéreo, vuelos con pocos pasajeros y aeronaves con tanques recién cargados.

Los terroristas dirigieron, dos de ellos hacia las Torres Gemelas del World Trade Center, uno al Pentágono, en el Condado de Arlington y un cuarto que cayó en un campo abierto en Shanksville, Pensilvania cuando la tripulación oficial forcejeó con los terroristas para retomar el control del vuelo.

El ataque a las Torres Gemelas

Al momento del ataque  a las WTC residían más de 500 empresas de 28 países, con 50.000 empleados, que desarrollaban actividades financieras relacionadas con Wall Street.

PUBLICIDAD

Torre norte

A las 08:46:30 am, el vuelo 11 de la American Airlines (AA 11), cargado con unos 38 mil litros de combustible impacta entre los pisos 93 y 99 de la Torre Norte del World Trade Center (WTC) a una velocidad estimada de 650 kilómetros por hora, dando inicio a los atentados. 

En un primer momento se pensó que la colisión se debía a un accidente; las primeras notas de prensa indican incluso que se trataba de un pequeño avión.

Mueren instantáneamente sus 93 ocupantes más un número indeterminado de personas que estaba en la torre.

A las 10:28 am se desploma la Torre Norte, tras resistir una hora y 42 minutos desde que fue atacada. La «zona cero» queda cubierta de ruinas, humo y polvo que es posible ver incluso desde el espacio.

Torre sur

Dieciséis minutos después del impacto a la torre norte  a las 09:02:59 am, el vuelo 175 de la United Airlines (UA 175) choca contra la torre sur, entre los pisos 77 y 85 a más de 800 kilómetros por hora.

En el choque fallecieron los 64 ocupantes del avióny un número no determinado de personas que estaban en el edificio, es transmitido en vivo. 56 minutos después se desploma la torre sur del WTC.

La denominada parte baja de la isla de Manhattan se cubrió de densas columnas de humo y polvo.

Hipotesis y Teorías sobre el 11S

En últimos años han surgido cantidad de explicaciones y evidencias que ponen en entredicho esta versión oficial de los acontecimientos.

Según las autoridades estadounidenses terroristas de Al Qaeda, liderados por Osama Bin Laden, secuestraron dos aviones comerciales, bombardearon el Pentágono y se estrellaron contra las Torres Gemelas, en la ciudad de Nueva York.

Los «Científicos por la Verdad sobre el 11 de Septiembre» (Scholars for 9/11 Truth) ponen en duda la versión oficial sobre los atentados del 11 de septiembre. Señalan que ésta:

«viola los principios de la física y de la ingeniería».

El grupo de expertos ha explicado que los impactos de los aviones y los incendios resultantes no podrían haber debilitado los edificios lo suficiente como para iniciar un colapso catastrófico y, que los edificios no se habrían derrumbado por completo, ni a la velocidad que lo hicieron, sin el uso de energía adicional para debilitar sus estructuras.

Publicidad

Una primera teoría

apunta que el Gobierno de Estados Unidos tenía conocimiento previo de los ataques y deliberadamente no hizo nada para prevenirlos. 

Esta hipótesis admite la existencia de los secuestradores islámicos y no cuestiona la causa del derrumbe de las Torres Gemelas, pero acusa al gobierno de permitir deliberadamente que los terroristas realizaran los ataques

La segunda teoría

señala que fue el propio gobierno de Estados Unidos quien orquestó y perpetró los ataques. Esta conjetura cuestiona la causa del derrumbe del WTC, y sostiene que los edificios fueron implantados con explosivos antes de los eventos

INFORMACION

La teoría de la demolición controlada del World Trade Center es la hipótesis que sostiene que el  derrumbe del World Trade Center  no fue una consecuencia de los daños generados por los impactos de los aviones contra las estructuras edilicias durante los ataques del 11 de septiembre. De 2001ni del deterioro derivado de los incendios subsiguientes, sino que fue causado por explosivos implantados de antemano en los edificios.

En 2006, Jones sugirió que se podría haber utilizado termita o súper-termita por agentes del gobierno con acceso a esos materiales y a los propios edificios, para demolerlos.

Más tarde, Jones, Harrit et al. indicaron que habían encontrado evidencia de nanotermita en las muestras del polvo que se produce durante el colapso de las torres del World Trade Center.

En abril de 2009, Steven E. Jones, junto con Niels Harrit y siete autores más, publicaron un artículo en The Open Chemical Physics Journal de Bentham Science Publishers titulado «Material termítico activo descubierto en el polvo de la catástrofe del 11-S del World Trade Center».

NIST luego dijo que no había una «cadena de custodia clara» para demostrar que las cuatro muestras de polvo hubiesen provenido del sitio del WTC.

Jones invitó a NIST para llevar a cabo sus propios estudios utilizando su propia «cadena de custodia» de polvo, pero NIST no investigó.

El 11 de septiembre, la Torre Norte (WTC 1) fue alcanzada por el vuelo 11 de American Airlines y la Torre Sur (WTC 2) por el vuelo 175 de United Airlines, ambos aviones Boeing 767. La Torre Sur se derrumbó 56 minutos después del impacto, y la torre norte se derrumbó a los 102 minutos.

​ Una investigación realizada por el NIST concluyó que el derrumbe fue causado por una combinación de los daños a las columnas de apoyo y al aislamiento ignífugo causados por los impactos de los aviones, y el debilitamiento de las columnas y los pisos provocado por los incendios que el combustible de los aviones inició.



El NIST no encontró «ninguna evidencia que corrobore las hipótesis alternativas que sugiere que las torres del WTC fueron derribados por demolición controlada con explosivos colocados antes del 11 de septiembre de 2001».

El físico Steven E. Jones, entre otros, apunta a muchas descripciones de las personas que trabajaron en la pila de escombros del World Trade Center que sugiere que la presencia de acero fundido en la pila, así como un chorro de metal fundido que salió de la torre sur antes del derrumbe, ​ prueban que hubo temperaturas superiores a las producidas por el fuego. Jones ha argumentado que el metal fundido puede haber sido hierro elemental, un producto de una reacción de la termita. Jones y otros investigadores analizaron muestras de polvo de los edificios del World Trade Center y publicaron sus resultados de pruebas de nano-termita en el polvo.[10]​ Jones informó al NIST de sus conclusiones y NIST respondió que no había una «clara cadena de custodia» que demostrara que el polvo provenía realmente del sitio del WTC. Jones invitó a NIST para llevar a cabo sus propios estudios con el polvo bajo la custodia del NIST, pero NIST no lo ha hecho.

En el NIST descubrieron que la condición del acero en los escombros de las torres no proporciona información concluyente sobre el estado del edificio antes de la caída y llegaron a la conclusión de que el material procedente de la torre sur era aluminio fundido del avión, que se habría fundido a temperaturas más bajas que el acero. NIST también señaló que el corte a través de las columnas verticales requeriría colocar una cantidad enorme de termita discretamente en los edificios de alta seguridad, encendiéndolo luego a distancia mientras se mantiene en contacto con las columnas.

Un análisis realizado por el Centro de Investigación de Materiales Energéticos mostró que la termita convencional no pudo derretir una columna mucho más pequeña que las utilizadas en el World Trade Center.
Jones y otros, han respondido que ellos ya no creen que se utilizara termita convencional, sino más bien una forma de termita llamada nano-termita, un material nanoenergético desarrollado para uso militar, propulsores, explosivos o pirotécnicos. Históricamente, las aplicaciones explosivas de termitas tradicionales se han visto limitados debido a sus tasas de liberación de energía relativamente bajas. Pero debido a que la nano-termita es creada a partir de partículas de reactivo al acercarse a las proximidades de la escala atómica, las tasas de liberación de energía son mucho mayores.

El informe del NIST proporciona un análisis de la respuesta estructural del edificio, solo hasta el punto en que comienza el colapso, y afirma que la enorme energía cinética transferida por la parte descendente de la construcción hace el colapso progresivo inevitable una vez que se produce un colapso inicial. Un documento de Zdeněk Bažant indica que una vez comenzado el colapso, la energía cinética impartida por una sección de la caída superior en el piso de abajo era un orden de magnitud mayor que lo que la que la parte inferior podría soportar.

Los ingenieros que han investigado el colapso, en general no están de acuerdo en que la demolición controlada sea necesaria para comprender la respuesta estructural de los edificios. Aunque la parte superior de una de las torres se inclinó de manera significativa, no pudo haber caído en la calle, explican, porque tal inclinación crearía una tensión suficiente en la planta baja (que actúa como pivote) que colapsaría mucho antes de que la parte superior hubiera cambiado lo suficiente su centro de gravedad. De hecho, argumentan, hay muy poca diferencia entre un colapso progresivo con o sin explosivos en cuanto a la resistencia que las estructuras pueden ofrecer después de iniciada la caída.

La demolición controlada de un edificio requiere semanas de preparación, incluyendo depositar grandes cantidades de explosivos y cortar a través de las vigas, lo que habría hecho al edificio de alta peligrosidad y tendría que hacerse sin llamar la atención de los miles de personas que trabajaban en el edificio.

La demolición controlada se realiza tradicionalmente iniciándose desde la parte inferior de los edificios en lugar de la parte superior, aunque hay excepciones dependiendo del diseño estructural. Pocos discuten que el derrumbe comenzó alto en el punto donde la aeronave golpeó. Además, cualquier tipo de explosivos tendría que soportar el impacto de los aviones.


Los miembros del grupo Scholars for 9/11 Truth han recogido testimonios[46]​ de destellos y fuertes explosiones inmediatamente antes de la caída.

Los testigos presenciales han informado repetidamente de explosiones ocurriendo antes de la caída de las torres del World Trade Center, y la organización «International Center for 9/11 Studies» ha publicado videos obtenidos de NIST, junto con indicaciones sobre cuándo esas explosiones se oían.

Hay muchos tipos de ruidos fuertes agudos que no son causadas por explosivos, y los registros sismográficos del evento no muestran evidencia de las explosiones.​ El físico Steven E. Jones y otros han argumentado que bocanadas de humo horizontales vistas durante el colapso de las torres indican que las torres habían sido derribadas por explosiones controladas.

​ NIST atribuye estas bocanadas a presión de aire, creada por la disminución del volumen del edificio que caía por encima, viajando por huecos de ascensor y saliendo de alguna de las puertas del ascensor que se abren en los niveles más bajos.

Los defensores de las teorías de la demolición del World Trade Center alegan que el edificio 7 del World Trade Center —un rascacielos de 47 pisos que se encontraba en la calle Vesey al norte de la parte principal del sitio del World Trade Center— fue destruido intencionadamente con explosivos. A diferencia de las Torres Gemelas, World Trade Center 7 no fue impactado por un avión, aunque sí fue golpeado por los escombros de las Torres Gemelas y dañado por los incendios no combatidos que ardieron durante siete horas, hasta que se derrumbó por completo alrededor de las 17:20 de la tarde del 11 de septiembre (un nuevo edificio ha sido levantado en el lugar del viejo, inaugurado en mayo de 2006). Varios videos del evento del colapso existen en el dominio público, lo que permite un análisis comparativo desde diferentes ángulos de perspectiva.[55]​ Los defensores suelen señalar que el colapso del World Trade Center 7 no fue mencionado en el informe de la Comisión del 11-S y que el órgano del gobierno federal encargado de investigar el caso, NIST, necesitó siete años para realizar la investigación de todos los edificios y emitir un informe.

En el documental de PBS America Rebuilds, que se emitió en septiembre de 2002, Larry Silverstein, dueño del WTC 7 y arrendatario y titular de la póliza de seguro para el resto del complejo del World Trade Center, recordó una conversación con el departamento de bomberos en el que se expresaron dudas sobre la contención de los incendios. Silverstein recordó diciendo: «Hemos tenido una terrible pérdida de vida, tal vez la cosa más inteligente que hacer es retirarse/tirarlo» («We’ve had such terrible loss of life, maybe the smartest thing to do is to pull out»). «Ellos tomaron la decisión de retirarse/tirar» («They made that decision to pull»), recordó, «y vimos el derrumbe del edificio.» Silverstein emitió una declaración que dice que fue el equipo de extinción de incendios, no el edificio, lo que se iba a retirar/tirar (pull, en inglés).

En noviembre de 2010, el periodista de Fox News Geraldo Rivera invitó a miembros de una campaña publicitaria de televisión llamada «BuildingWhat?», una serie de anuncios en los que miembros de las familias hacían preguntas acerca de World Trade Center 7 y pedían una investigación sobre su colapso. Rivera afirmó que, «si hubiera explosivos involucrados, esto querría decir que los manifestantes más desagradables de los últimos años […] tenían razón.»

Días más tarde, Rivera apareció en el programa Freedom Watch con el analista legal y juez Andrew Napolitano en la Fox Business Network para discutir la campaña publicitaria «BuildingWhat?». Napolitano dijo: «Es difícil para mí creer que [el World Trade Center se vino abajo por sí solo. Fue gratificante ver que Geraldo Rivera lo está investigando.»

Fox News fue fuertemente criticada por programas que se transmiten por Internet, Media Matters y Newsbusters, cuestionando los motivos para el colapso de World Trade Center 7 por los medios de comunicación.

Algunos defensores de las teorías de la demolición controlada del World Trade Center indican que el World Trade Center 7 puede haber sido demolido debido a que puede haber servido como centro de operaciones para la demolición de las Torres Gemelas, mientras que otros sugieren que las personas del gobierno pueden haber querido destruir archivos clave ubicados en el edificio pertenecientes al fraude corporativo. Los edificios del World Trade Center albergaban a decenas de agencias gubernamentales federales, estatales y locales.

De acuerdo con una declaración reportada por la BBC, el productor de cine Dylan Avery de Loose Change, cree que la destrucción del edificio fue sospechosa, ya que albergaba algunos inquilinos inusuales, incluyendo un laboratorio clandestino de la CIA en el piso 25, un destacamento del Servicio Secreto de los EE. UU., la Comisión de Bolsa y Valores, y el centro de Nueva York de comando de emergencias.

El exjefe de la lucha contra el terrorismo asesor del Presidente, Richard Clarke, no cree que el World Trade Center 7 sea un misterio, y dijo que cualquiera podría haber alquilado espacio en el edificio.

Las teorías se han visto alimentadas por el hecho de que ninguno de los pocos incendios ocurridos en edificios de acero de gran altura hasta ahora causó su colapso total antes, pese a que sí ha habido casos anteriores de colapsos totales y parciales de edificios de acero más pequeños debidos al fuego, así como de colapsos parciales en edificios altos.
​ BBC News dijo que el WTC 7 había colapsado veinte minutos antes de que ocurriera.
​ La BBC ha señalado que muchas fuentes de información estaban señalando el inminente colapso del WTC 7 en el día de los ataques.[66]​ Jane Standley, la periodista que anunció la caída prematura, lo calificó como un «muy pequeño y muy honesto error» provocado por su manera de pensar después de ser confrontada con un informe que no tenía manera de comprobar.


Informe del NIST


En 2002, el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) inició una investigación general sobre el colapso del World Trade Center, pero pronto tomó la decisión de centrarse primero en el colapso de las Torres Gemelas.

​ NIST lanzó una versión preliminar de su informe final sobre el colapso del WTC 7 en agosto de 2008. La agencia ha achacado la lentitud de la investigación a la complejidad del modelo utilizado, que simula el progreso de los sucesos desde el momento en que empiezan a fallar los elementos que conducen al derrumbe hasta que cae el edificio. NIST hace notar que el tiempo empleado en la investigación del WTC 7 es comparable al tiempo necesario para investigar un accidente aéreo.

​ La agencia también anuncia que encontraron otras 80 cajas de documentos relacionados con el WTC 7 y tuvieron que analizarlas. Estos retrasos alimentaron sospechas sobre que la agencia estaba tratando de llegar a una conclusión plausible.​

NIST publicó su informe final sobre el derrumbe del World Trade Center 7 el 20 de noviembre de 2008.

​ Los investigadores utilizaron videos, fotografías y documentos sobre el diseño para llegar a sus conclusiones. La investigación no podía incluir pruebas físicas, dado que los materiales del edificio carecían de las características que les permiten ser identificados positivamente y fueron por lo tanto eliminados antes de la apertura de la investigación.

​ El informe concluye que el colapso del edificio se debió a los efectos de los incendios que ardieron durante casi siete horas. El golpe fatal para la construcción se produjo cuando el piso 13 se derrumbó, lo que debilitó una columna de acero crítica del núcleo que llevó a una falla catastrófica, y el calor extremo causó que algunas vigas de acero perdieran fuerza, causando fallas en todo el edificio hasta que toda la estructura sucumbió. También se cita como un factor el colapso de las torres cercanas, que rompió el suministro de agua de la ciudad, dejando el sistema de aspersores contraincendios de la parte baja del edificio sin agua.

NIST consideró la posibilidad de que el World Trade Center 7 fuera derribado con explosivos y la conclusión fue que no hubo ninguna explosión y que «el uso de termita […] para cortar las columnas del World Trade Center 7 el 11-S era poco probable».

​ La investigación cita como evidencia la afirmación de que no hay explosión audible en la grabación de la caída y que no hubo ninguna explosión reportada por los testigos, indicando que la explosión necesaria para cortar la columna crítica que cedió habría sido audible a un nivel de 130-140 decibelios a una distancia de 800 metros. Los defensores de la demolición cuentan que los testigos denunciaron reiteradamente explosiones sucediendo antes de el colapso de las torres, y se han publicado videos obtenidos de NIST, junto con indicaciones sobre cuándo esas explosiones se oían, apoyando la idea de sonidos de explosiones antes del colapso, si bien no durante el mismo


NIST también concluyó que es poco probable que las ingentes cantidades necesarias de termita pudieran haber sido llevadas al interior del edificio sin ser detectadas. Finalmente, la teoría de que el combustible diesel almacenado en el edificio se incendiara y causara el colapso también se investigó y descartó, dado que se recuperó la casi totalidad de dicho combustible durante el desescombro.